El futuro de los partidos políticos
Partidos conectados
Sebastian Grundberger

Sebastian Grundberger

Representante de la Fundación Konrad Adenauer en Uruguay. Director del Programa Regional Partidos Políticos y Democracia en América Latina, con sede en Montevideo.

No hay democracia viva y vibrante sin partidos políticos. No obstante, cada vez se escuchan más voces que hablan de una crisis de los partidos. Como partidos y democracia están intrínsicamente conectados, la crisis de los partidos políticos deviene rápidamente en una crisis de la democracia. Es algo que olvidan quienes por razones populistas, electorales o simplemente por decepción con la política alimentan los sentimientos de la calle contra los partidos, los mismos de siempre o, peor aún, el sistema. Es un fenómeno que se puede observar no solamente en América Latina, sino en gran parte del mundo.

La democracia y sus principales actores, los partidos políticos, se encuentran ante el desafío constante de legitimarse y de responder las demandas de sociedades cada vez más cambiantes, diversas y tecnológicas. Como partimos de la convicción de que los partidos políticos son necesarios para las democracias, la pregunta no debe ser si los necesitamos. Por el contrario, la pregunta debe ser ¿qué tipo de partidos necesitamos para que sean protagonistas de las democracias del futuro? Sin duda, los partidos tendrán que adaptarse a muchas de las nuevas realidades para ser realmente capaces de interpretarlas. Su mayor desafío es ser partidos conectados.

En esta edición especial de Diálogo Político identificamos diversas áreas en las que los partidos políticos necesitan conexión si quieren tener futuro. Algunos ejes temáticos relevantes son las transformaciones digitales, del trabajo y la agenda ambiental. Es también ineludible el justo reclamo de las mujeres de una participación equitativa en la vida pública. Los partidos no pueden aceptar que la política siga siendo cosa de hombres. Otro tema clave es el rol que juegan actores externos, particularmente China, cuyo Partido Comunista aspira cada vez más agresivamente a ganar aliados para promover su modelo autoritario de gobernanza. Si los partidos quieren responder a los nuevos desafíos políticos, necesitan discutirlos y presentar respuestas.

Un ámbito no menor de conexión con la sociedad es el de la comunicación. Si los partidos políticos no hablan un lenguaje acorde a los tiempos actuales, difícilmente puedan interpretarlos y presentar sus propuestas en forma comprensible. Esto va más allá de campañas electorales. Por el contrario, comprende especialmente el trabajo partidario entre los actos electorales. Los partidos también deben encarar la pregunta de si un modelo organizativo basado en pesados reglamentos internos aún responde a las exigencias de una militancia necesariamente más flexible y diversa.

Como principales protagonistas de la democracia liberal, los partidos políticos se benefician inmensamente de la conexión con otros partidos democráticos, no solamente latinoamericanos sino también europeos. Un intercambio sobre posibles respuestas a estos desafíos desde la convicción de la democracia y la libertad beneficia no solamente a los partidos mismos sino a la salud democrática en general.

Como Programa Regional Partidos Políticos y Democracia en América Latina de la Fundación Konrad Adenauer tratamos de ofrecer una plataforma para este tan necesario diálogo político. La democracia se fortalece debatiendo, construyendo y conectando. En este sentido, esperamos que la presente edición especial de Diálogo Político El futuro de los partidos políticos aporte insumos para estas discusiones, tanto para los partidos como para los influenciadores políticos.

Nuestra esperanza es que, fortaleciendo a los partidos políticos, podamos fortalecer a nuestras democracias.

Sebastian Grundberger
Director del Programa Regional
Partidos Políticos y Democracia en América Latina

Fundación Konrad Adenauer
Manfred Steffen
Jefe de redacción
Diálogo Político